Pipeta Antiparasitario Perros Pequeña y Gatos Parasital De Zotal

€10,24 Precio habitual €14,50
Pipeta Perros Pequeños y Gatos, es un repelente que gracias a su composición a base de ingredientes activos naturales, actúa con eficacia contra los parásitos externos. Garrapatas, pulgas, moscas e incluso el mosquito transmisor de la leishmaniosis, dejarán de ser un problema, proporcionando bienestar y tranquilidad tanto a dueños como a mascotas. Los productos de la gama PARASITAL® están indicados para acabar con las molestias causadas por los insectos y ácaros, tan comunes en la vida diaria de nuestras mascotas. Con una alta capacidad de repelencia y persistencia, la gama PARASITAL® cuida a los animales de forma natural. Estudios experimentales han demostrado también su eficacia repelente frente a mosquitos del género Phlebotomus, transmisores de la Leishmaniasis. PARASITAL® Pipeta Perros Pequeños y Gatos puede ser utilizado para repeler los ataques de pulgas, garrapatas, moscas y mosquitos sobre nuestros animales. Modo de empleo: Utilizar sobre animales no infestados aplicando el contenido de las pipetas necesarias en la zona de unión entre el cuello y la espalda y en la base de la cola, levantando el pelo del animal para que el líquido quede en contacto con la piel. Aplique una vez al mes para una protección continua o de manera más frecuente si es necesario. En lugares donde los insectos son un problema estacional, es preferible aplicar PARASITAL® Pipeta Perros Pequeños y Gatos 3 o 4 semanas antes del comienzo de la actividad de los insectos. Resistencia al agua: las pipetas repelentes continúan protegiendo si el animal se moja con agua, pero si se ha aplicado champú seco o se ha bañado al animal es necesario volver a aplicar cuando el animal esté limpio y seco. En casa: las pipetas repelentes para perros pequeños y gatos protegerán a su animal de nuevas pulgas, garrapatas o mosquitos, pero no eliminará una infestación existente. Si su animal tiene pulgas o garrapatas o si están en su casa, antes de utilizarlas debe aplicar previamente un tratamiento adecuado para el entorno del animal.